La aplicación mas común del medio Zeolita es la filtración de partículas suspendidas en el agua.

El material se coloca dentro de un tanque provisto de una válvula en la parte superior que puede ser manual o bien automática, cuando el filtro se satura con sedimentos, llega a una caída de presión de 7 a 10 PSI, se debe de realizar un retrolavado que consiste en la aplicación de agua a contracorriente para eliminar los sólidos atrapados por el filtro, con esto el equipo queda listo para volver a filtrar nuevamente el agua.

Normalmente se dimensiona a una razón de 5 GPM de agua por cada ft2 de área de filtro, aumentando o disminuyendo dependiendo el grado de sólidos a filtrar en la corriente de agua.

 

Presentación Saco de 1 ft3.

This is a preview of how this form will appear on your website

Turbidex